20 agosto 2009

Suave es la noche de Scott Fitzgerald

Este libro, del autor del Gran Gatsby, refleja la vida de las clases altas de los años 20. Transporta magistralmente al lector a las playas de la riviera francesa, a sus fiestas y escesos. El protagonista es un hombre vital, el perfecto anfitrión que consigue que cualquier persona que esta junto a él se sienta como alguien especial, por esto todos le quieren y admiran, pero también sienten envidia. Al final el aburrimiento va haciendo huella en esas vida, como me pasó a mi con el libro que me atrapó desde la primera hoja e impidió que lo dejara hasta el final, pero ya con una sensación de dejadez, que esto debería de acabar cuanto antes.

Mi valoración: 6